lunes, 19 de septiembre de 2011

Una tarde en el museo

Me encontré a la personita paseando por el museo, miré a los lados y no vi a nadie que pareciera conocerla, pero la vi tan despreocupada mirando los cuadros y jugueteando con la barandilla, que me gustó imaginármela dentro de unos años como directora de su propio museo. Ojalá, quién sabe.