jueves, 20 de octubre de 2011

Espera

Era un día nuboso y gris. No muy fuerte, pero llovía sin parar. La chica llevaba unos diez minutos esperando, y cuando me fui, después de otros diez, allí seguía. Espero que, al final, la espera mereciese la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario